Cirugía mucogingival

Además de la salud, la estética es otra de las preocupaciones más comunes cuando vamos al dentista. La cirugía mucogingival es uno de los procedimientos dentales más comunes, sobre todo en lo relacionado con la estética.

Qué es la cirugía mucogingival

La cirugía mucogingival es la intervención más habitual para cuidar la estética de las encías.

El concepto “cirugía mucogingival” engloba gran cantidad de procedimientos estéticos. Así pues, es un tema muy amplio que podemos resumir hablando de “cirugía estética para las encías” o “cirugía plástica periodontal”.

Nos centraremos en explicarte la cirugía mucogingival como periodoncia, es decir, como tratamiento para las enfermedades periodontales. Estas son las enfermedades producidas por la acumulación de placa y sarro alrededor de los dientes.

mucogingival2 1 850x250 - Cirugía mucogingival

Casos en los que es conveniente una cirugía mucogingival

Además de ser un tratamiento estético, hay enfermedades bucales o patologías que pueden tratarse con estos procedimientos. Un ejemplo es la gingivitis, la inflamación de las encías.

Cuando hay gingivitis, el exceso de encía inflamada llega a cubrir parte el diente. La cirugía mucogingival también puede hacerse en el caso contrario. Se dice que alguien tiene “dientes largos” cuando las encías se retraen y dejan al descubierto las raíces del diente.

Esto causa tanto problemas estéticos como de salud: hipersensibilidad, caries en las raíces o pérdida de piezas dentales.

También se aconseja la cirugía mucogingival para favorecer la reabsorción ósea tras una extracción. Otros casos en los que se recomienda son dentaduras dañadas por el tabaco o por una mala higiene.

mucogingival3 - Cirugía mucogingival
mucogingival5 280x180 - Cirugía mucogingival
mucogingival4 280x180 - Cirugía mucogingival

Cirugía mucogingival para tratar la retracción periodontal

Injerto gingival libre

Se usa si se busca tratar la retracción periodontal, es decir, los “dientes largos”. Consiste en extraer un colgajo de piel del paladar para cubrir las raíces expuestas. Este colgajo está formado de tejido epitelial y conectivo. Con ayuda de unos puntos, se cose a la encía retraída y, con el tiempo, cicatriza.

Injerto libre de tejido conectivo

Consiste en reimplantar únicamente tejido conectivo y cubrirlo con la propia encía retraída. Esto favorece el riego sanguíneo y la cicatrización, tanto de la zona receptora como de la donante, pues el epitelio del colgajo se queda en el paladar. Sin embargo, no es aconsejable en casos muy avanzados de retracción de encía.

Colgajos pediculados por traslación

Es decir, sin extraer completamente. El colgajo no se extirpa completamente, sino que se “descuelga” de la zona del paladar más cercana a la zona receptora. Manteniendo una parte como apoyo, se rota el colgajo para que cubra los dientes expuestos sin cortar ni separar el colgajo del paladar. Sin embargo, sólo puede realizarse si los dientes que necesitan el injerto están en una zona de donde se pueda sacar tejido del paladar (molares).

Cirugía mucogingival para eliminar parte de la encía

Cuando la encía recubre un diente, existen otros procedimientos. Sirven para tratar el exceso de encía, la “sonrisa gingival”.

Recontorneo gingival

Utiliza el láser para ir eliminando el exceso de encía. Se le da un contorno más simétrico y estético a las encías y a los dientes. Se trata de equilibrar el diente con la encía para evitar que se vea mucho la encía al sonreír.

Tanto si necesitas proteger raíces dentales expuestas como si tu problema es el exceso o la inflamación de encías, podemos ayudarte. En Clínica Barreiro puedes conseguir una cita sin compromiso para informarte. Como expertos y profesionales, te asesoraremos según tus necesidades.