La influencia de los ácidos grasos en la boca

Los ácidos trans son un tipo de grasa que se forma cuando un aceite líquido se transforma en una grasa sólida añadiendo hidrógenos, mediante el proceso llamado hidrogenación.

Hola a todos.

Hoy en la Clínica del Dr. Mariano Hernández vamos a hablar de la influencia que pueden presentar los ácidos grasos en nuestra boca.

 

Todos sabemos que las dietas ricas en grasas favorecen a padecer enfermedades graves y pontencialmente mortales como son las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

En nuestra web ya hemos hablado como influye la ingesta de azúcar en la presencia de caries.

Otro nutriente que influye gravemente en el riesgo de la pérdida de piezas dentales son los ácidos trans.

 

¿ Qué son los ácidos grasos trans ?

Los ácidos trans son un tipo de grasa que se forma cuando un aceite líquido se transforma en una grasa sólida añadiendo hidrógenos, mediante el proceso llamado hidrogenación.

Estos ácidos grasos se usan para dar más sabor, duración y textura a los alimentos.

¿ En qué alimentos los podemos encontrar ?

Hay alimentos que los contienen de forma natural como son la mantequilla y la leche, pero en la mayoría de alimentos que aparecen son en los procesados con aceites vegetales (galletas, patatas fritas, margarinas, etc.), y en general en la llamada “ comida rápida “.

 

¿ Qué estudios lo demuestran ?

Un estudio de la Universidad de Washington del equipo del Doctor Kotsakis del departamento de periodoncia de dicha universidad que se ha publicado en la revista Clínica Nutrición en el mes de julio.

Este estudio nos explica la relación entre la inflamación sistémica del organismo por la dieta y su influencia en la salud bucal, concretamente en la pérdida de piezas dentales.

Se estudiaron pacientes con dietas elevadas en calorías y los resultados obtenidos fueron que estos pacientes presentaban más pérdidas dentales que los pacientes que tenían una dieta sana y equilibrada.

¿ Qué dieta es la aconsejada ?

  • Reducir la ingesta de grasas no saludables.
  • Una dieta rica en alimentos antiinflamatorios como son:

    Los ácidos grasos omega 3: pescados azules, nueces, aceite de oliva.

    Las frutas y verduras contienen muchos antioxidantes que actúan sobre la inflamación.

  • Ingerir legumbres.
  • La vitamina D, para prevenir la aparición de enfermedades inflamatorias.
  • Eliminar alimentos que causen sensibilidades dentales.
  • Reducir el estrés.

 

El Doctor Kotsakis aconseja a los dentistas que asesoren a sus pacientes sobre los beneficios de una dieta antiinflamatoria.

La salud oral preventiva y parte de ella, la alimentación formará parte de las agendas de la salud pública como una estrategia preventiva muy rentable.

 

Te esperamos en el siguiente post!

Share:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.